Lectura

Tratamiento inicial de la artrosis de cadera y rodilla

Las artrosis de cadera y rodilla es una condición común que afecta a muchas personas a medida que envejecen. Esta enfermedad causa dolor, rigidez y dificultad para moverse, lo que puede afectar a la calidad de vida. No existe una cura para la artrosis, pero si existen medidas que se pueden tomar para aliviar los síntomas y prevenir la progresión de la enfermedad. A lo largo de este artículo, veremos cual puede ser el tratamiento inicial de la artrosis:

  • Actividad física: el ejercicio regular es una parte importante del tratamiento inicial de la artrosis de cadera y de rodilla. El ejercicio puede ayudar a fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones y mejorar la movilidad y la flexibilidad. Los ejercicios recomendados para este tratamiento inicial son: caminar, nadar, andar en bicicleta y ejercicios de bajo impacto
  • Pérdida de peso: si la persona tiene sobre peso u obesidad, perder peso puede ayudar a reducir la carga en las articulaciones y reducir el dolor y la inflamación asociados con la artrosis.
  • Terapia física: la terapia física puede ayudar a mejorar la fuerza muscular y la flexibilidad en las articulaciones afectadas. Un fisioterapeuta puede diseñar un plan de tratamiento personalizado para ayudar a recuperar la movilidad y reducir el dolor.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE): los AINE son medicamentos que se utilizan para aliviar el dolor y la inflamación. Pueden ser efectivos para aliviar los síntomas de la artrosis, pero también tienen efectos secundarios, como dolor de estómago y aumento del riesgo de enfermedad cardiaca. Es importantes hablar con el médico antes de tomar AINE.
  • Suplementos nutricionales: algunos suplementos nutricionales, como la glucosamina y la condroitina, se han utilizado para tratar la artrosis de cadera y rodilla. Si bien algunos estudios han demostrado que estos suplementos pueden ser efectivos para aliviar los síntomas de la artrosis, se necesita más investigación para confirmar su efectividad.
  • Inyecciones de corticosteroides: las inyecciones de corticoides pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación en las articulaciones afectadas. Estas inyecciones se administran directamente en la articulación y pueden proporcionar alivio durante varias semanas o meses.

En resumen, el tratamiento inicial de la artrosis de cadera y rodilla se enfoca en aliviar los síntomas y prevenir la progresión de la enfermedad. El ejercicio regular, la pérdida de peso, los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, la terapia física, los suplementos nutricionales y las inyecciones de corticosteroides son algunos de los tratamientos comunes que se utilizan para aliviar los síntomas de la artrosis.