¿Cómo es la recuperación de una operación de prótesis de cadera?

Operarse de una prótesis de cadera es una decisión muy importante en la vida de una persona y es normal que los pacientes, en especial los más jóvenes, tengan muchas dudas acerca del procedimiento, del postoperatorio, del tipo de actividades que van poder realizar después y de si van a poder volver a realizar su vida normal tras de la cirugía.

La operación de prótesis de cadera tiene una duración aproximada de 1h-1:30h. Los pacientes ingresan el mismo día de la intervención y el ingreso hospitalario habitualmente dura 2 o 3 días.

Los pacientes han de llevar al hospital un par de muletas y una media de compresión normal que va desde el pie hasta la ingle, la cual utilizarán durante las primeras semanas para el control de la inflamación y los edemas en la extremidad.

El día después de la intervención, el paciente empieza el tratamiento de rehabilitación con los fisioterapeutas, aprendiendo a realizar actividades básicas como levantarse de la cama, sentarse y levantarse de los asientos y aprender a caminar correctamente con las muletas.

El segundo día del postoperatorio se centra en que el paciente vaya recuperando su autonomía personal, continuando con el tratamiento de rehabilitación y aprendiendo a subir y bajar escaleras.

Una vez el que el dolor se controla con medicación habitual, la herida evoluciona de manera favorable y el paciente es capaz de caminar con la ayuda de dos muletas. El alta hospitalaria se realiza normalmente entre el segundo y el tercer día.

La única restricción que ponemos a nuestros pacientes durante las primeras 6-8 semanas es evitar sentarse en asientos muy bajos y tener cuidado con la higiene de los pies.

La primera revisión en consulta después de una operación de prótesis de cadera sucede a los 7 días del alta, para realizar una cura de la herida y supervisar el proceso de rehabilitación.

A las 4-5 semanas de la cirugía, los pacientes normalmente han recuperado por completo su autonomía personal, son capaces de caminar distancias largas con las muletas y presentan leves molestias que se controlan bien con medicación oral.

Dejar las muletas por completo es una cuestión individual que depende de cada paciente, de su estado físico previo y de su grado de confianza, pero habitualmente sucede entre las 6 y las 8 semanas.

La recuperación completa del paciente sucede a los 3-4 meses de la cirugía, aunque la edad, el estado de salud previo y el grado de deterioro articular son determinantes y pueden modificar el tiempo de recuperación de unos pacientes a otros.

Para los pacientes en edad laboral, el periodo de baja laboral es muy variable y se ve afectado por factores relacionados con el paciente y con el tipo de trabajo.

Como término medio, la reincorporación al trabajo sucedería a los 4 meses, aunque en casos de trabajos de mucha carga física, ésta puede alargarse hasta los 6 meses después de la cirugía. La gran mayoría de los pacientes operados de prótesis de cadera se recuperan por completo, reincorporándose a su vida normal, llegando incluso a olvidar que están operados.